Cicpc intenta secuestrar a María Gabriela Mirabal por denunciar a su familia por hechos de corrupción

María Gabriela Mirabal

María Gabriela Mirabal, la mujer que denunció a su familia por corrupción, informó la mañana de este martes que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) buscan detenerla.

«Está el Cicpc en la puerta de mi casa con una orden de captura. Estoy esperando a mi abogado. Desde el intento de asesinato he sido perseguida y acosada», señaló a través de sus redes sociales.

Minutos más tarde, María Gabriela Mirabal indicó que eran cinco funcionarios los que se encontraban en la puerta de su apartamento: «Me van a llevar, secuestro».

Es importante destacar que, en el mes de agosto, la acusada había recibido una agresión física de parte de su hijo que la «dejó quebrada», pues en innumerables ocasiones, Mirabal denunció los hechos de corrupción perpetuado por su hermano, Gustavo Mirabal, quien habría sido el testaferro de Alejandro «el tuerto» Andrade, uno de los ex escoltas de Chávez y ex tesorero de Venezuela.

“Para quienes no conocen mi historia, mi hermano, Gustavo Adolfo Mirabal Castro, es testaferro de Alejandro Andrade. Se robó 250 millones de dólares. Compró a mis padres, hermanas, finalmente a mis hijos. Nunca fui partícipe de sus actos ilícitos; lo repudié y denuncié ante autoridades, a través de las redes sociales, dentro y fuera de Venezuela. Hoy se esconde en Dubai, rodeado de lujos y caprichos que el dinero mal habido compra. A raíz de mis denuncias se le cerraron muchas puertas, congelamiento de bienes y dinero. Las represalias no tardaron en llegar: Víctima de terrorismo judicial, secuestro, injurias, agresiones físicas y psicológicas. Prohibición de salida del país. No pudieron conmigo. Hasta hoy” publicó en ese entonces Mirabal, quien comenta que sufrió una agresión de su propio hijo mayor, Gustavo Arrieche Mirabal.