Moneda digital: La arriesgada promesa de Maduro para salvar la economía venezolana

Nicolás Maduro

En su lista de deseos para el año que comienza, Nicolás Maduro ha pedido convertir la economía venezolana en la primera ciento por ciento digital del planeta. El anuncio lo hizo en entrevista con el canal Telesur, pocos días antes de que se posesionara la nueva Asamblea Nacional, de mayoría chavista, que si bien no es reconocida por la comunidad internacional, en el ámbito local le permite al oficialismo retomar el poder del único órgano estatal que aún quedaba en manos de la oposición.

“Nosotros vamos, este año 2021, hacia una economía digital más profunda, en expansión. He puesto la meta: ciento por ciento economía digital, que todo el mundo tenga sus métodos de pago en tarjeta de débito, de crédito” y añadió a su lista de pendientes que desaparezca del todo el dinero en efectivo, empezando por los bolívares, cada vez menos valiosos.

El plan del mandatario no tiene precedentes exitosos en el mundo, y para presentarlo acudió a una estrategia recurrente: acusar a otros países por sus problemas de hiperinflación, que han devaluado su moneda en 99 por ciento en los últimos tres años y que se habría disparado 5.790 por ciento en los últimos 12 meses, según la agencia de noticias Bloomberg.

“Tienen una guerra contra nuestra moneda física”, dijo acusando de sus males a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y a la caída del precio del petróleo. Pero es justamente el dólar estadounidense el que ha permitido una solución a los venezolanos que, de acuerdo con el régimen, realizan el 18,6% de todas las transacciones en dólares, el 77,3% en bolívares con tarjetas de débito y el 3,4% con billetes de bolívares. Las fuentes no oficiales llegan a situar la cifra de pagos en efectivo con dólares en Venezuela en más del 65%.