«Agua, sangre y gusanos»: Lo que dejan en Guayaquil los muertos por Covid-19 (cementerios)

Vecinos del Cementerio de Pascuales, en el noroeste de Guayaquil, la ciudad de Ecuador más golpeada por el coronavirus, se quejan por la pestilencia proveniente del camposanto.


“Imagínese que cuando hay un muerto, que en la semana pueden ser cinco o seis, la pestilencia llega. Ahora son bastantes, entonces, imagínese, eso está afectando en las vías respiratorias; los niños tienen malestar”, cuenta Betty Bazurto, quien vive al lado del cementerio.

La mujer cuenta que recientemente sintió “mucho dolor de estómago” y concluyó que se debió a “los olores del cementerio”.

Entretanto, Ángel Bienvenido, otro ciudadano, relató que cuando llevaron por primera vez los contenedores, que las autoridades habilitaron para la conservación y transporte de los cadáveres, “los dejaban ahí afuera, a la entrada, al frente del Cementerio de Pascuales”.