El Aissami entregara «en bandeja de plata» el control a Irán de la refinería Amuay

Tareck El Aissami, recién designado Ministro de Petróleo de Nicolás Maduro, dirigió las negociaciones con el alto gobierno de Irán para entregar el control de la Refinería de Amuay, a cambio de que los iraníes financien la reactivación de ese complejo de refinería para producir gasolina, indicaron fuentes con conocimiento de las negociaciones.


Los iraníes exigieron que como condición para llegar a un acuerdo, el propio El Aissami debía asumir la cartera petrolera con la suficiente autoridad para tomar todas las decisiones necesarias. Y exigieron adicionalmente designar a un nuevo presidente de Pdvsa que tuviera conocimiento del mercado petrolero.

Los acuerdos entre Venezuela e Irán fueron firmados entre El Aissami y directivos del Consorcio Khatam, un conglomerado de empresas controlado por la Guardia Revolucionaria Iraní que también construye refinerías de petróleo.

De hecho, las piezas para reconstruir la Unidad de Fraccionamiento y Craqueo Catalítico (FCC), que han llegado a Paraguaná a través de varios vuelos del aerolínea iraní Mahan Air, fueron provistos por el Consorcio Khatam.

La Refinería de Amuay, la más avanzada de las dos que operan en el Complejo Refinador Paraguaná, «es el lomito de las refinerías de Venezuela», dijo Carlos Ortega, ex dirigente sindical que trabajó en el pasado en el complejo refinador.