Duque: Estrenaremos cadena perpetua para militares que violaron a niña indígena

En la firma del acta para el inicio de las obras del Regiotram de Occidente, el presidente Iván Duque se refirió al caso de la niña indígena Embera de 13 años que, según denuncias, fue violada por militares en Risaralda.
Rechazó esta conducta de los militares y aseguró que dio órdenes al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, para que se adelante una investigación a fondo en coordinación con la Fiscalía.


“Vamos a enfrentar a los violadores y asesinos de niños en este país con toda la contundencia y frente a este caso, que me duele y me conmueve, le he pedido al ministro de Defensa que contribuya con todo lo que se requiera a la Fiscalía General de la Nación para establecer responsabilidades”, dijo. “Lo reitero: si nos toca inaugurar la cadena perpetua con ellos, lo haremos con ellos, pero la vamos a inaugurar para que cojan escarmiento esos bandidos, esos sinvergüenzas que creen que pueden pasar por encima de la dignidad de nuestros niños en Colombia”, manifestó el presidente.

Duque agregó que es un caso que le duele como colombiano, mandatario y como padre de familia y que es necesario que el país enfrente con contundencia, con drasticidad, cualquier agresión a un menor.

“Sea quien sea y aquí no podemos ser tolerantes frente a ninguna de esas conductas. Tenemos que ser drásticos y tenemos que ser imperativos. A mí me duele que se señale a miembros de la fuerza pública de haber cometido una violación de una niña indígena, pero vamos a ir hasta el fondo de las investigaciones y si nos toca estrenar con ellos la cadena perpetua, la vamos a estrenar con ellos y con cualquiera que quiera pisotear la dignidad de un niño, que quiera pisotear la transparencia y la inocencia de cualquier niño”, agregó Duque.

Finalmente, indicó que se siente orgulloso de la aprobación de la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños por parte del Congreso.

El presidente respondió a los críticos de la iniciativa desde el ámbito jurídico. Manifestó que más allá de la discusión técnica, se trata de una deuda histórica con la niñez colombiana

“Así que no nos dejemos llevar a la discusión de la técnica de algunas ramas del derecho. Bienvenida esa discusión académica, pero aquí lo que necesitamos es que los principios estén de verdad protegidos y Colombia llevaba clamando por esta cadena perpetua años. Yo recuerdo hoy la voz de esa gran mujer que fue Gilma Jiménez y le rindo homenaje porque fue perseverante en esa causa”, puntualizó.