Así evadió Maduro su responsabilidad tras la supuesta fiesta en Los Naranjos

Luego de que Twitter reventara desde tempranas horas de este martes 23 de junio por una fiesta que se habría desarrollado en Los Naranjos, en el municipio El Hatillo del estado Miranda, en un lugar custodiado por la Casa Militar, el oficialista Nicolás Maduro hizo varios comentarios que podrían asumirse como una respuesta a la polémica.


De un momento a otro, Maduro dijo que Cilia Flores y toda su familia han extremado las medidas se seguridad para prevenir el contagio de covid-19. Aseguró, durante una alocución transmitida por Venezolana de Televisión, que la noche anterior estuvo hasta altas horas de la noche en el Centro Cultural Aquiles Nazoa, antigua Casona.

Maduro no comentó directamente sobre las denuncias por la fiesta que, según denunciaron tuiteros, duró todo el fin de semana.

“Tuve muchas reuniones en la Casona, una de las reuniones fue con los partidos políticos y líderes de la oposición que están en la mesa de diálogo nacional, ahí hablamos de Venezuela, del covid-19, de las elecciones, de temas muy importantes, hablamos de todas estas cosas; luego tuve la jornada con la Gran Misión Chamba Juvenil y luego me quedé reunido con todo el Estado Mayor de la Juventud, conversando, revisando los planes”, aseguró.

El oficialista, insistió, que tuvo un día intenso de trabajos y que todo su día lo pasó de reunión en reunión. Siguió:

“Luego tuve una reunión con el equipo de gobierno, actualizando temas, tomando decisiones, nos dieron casi las 10:00, 11:00 de la noche, estuve desde el mediodía, almorzamos allá. Salimos de la Casona como a las 10:00 de la noche, y recorrimos toda Caracas en la cuarentena. Bueno, la cuarentena en la noche es 100%, no hay que dejarse llevar por chismes, rumores, mentiras, hay que ir por el camino de la verdad, siempre la verdad”, dijo.