Expertos de EEUU aseguran que el COVID-19 puede propagarse al hablar o incluso al respirar

Un nuevo informe emitido por la Academia Nacional de Ciencias de EEUU añade una nueva controversia al uso universal, o no, de mascarillas para prevenir la infección del coronavirus. La inquietante idea, dicen los expertos, es que el coronavirus podría transmitirse no solo por estornudos o tos, sino también por el simple hecho de hablar o incluso respirar.


«Aunque la investigación específica actual en esta campo es limitada, los resultados de los estudios disponibles son consistentes con la -aerosolización- del virus por la respiración normal», asegura la carta escrita por Harvey Fineberg, presidente de un comité de la Academia Nacional de Ciencias a la Casa Blanca.

Hasta ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Europa y EE. UU y otros organismos, entre ellos el Ministerio de Sanidad español, han insistido en que la ruta principal de transmisión del SARS-CoV-2 es a través de las gotas respiratorias más grandes, de hasta 1 milímetro, que las personas expulsan al toser y estornudar.

La propia gravedad sitúa estas gotitas a unos 1 o 2 metros, aunque depositan el virus en superficies, donde las personas pueden recogerlo e infectarse al tocarse la boca, la nariz o los ojos.