La Gran Caracas se niega a guardar cuarentena

Desde el 13 de marzo Venezuela se encuentra en estado de alarma, decretado por Nicolás Maduro, ante la pandemia por el COVID-19 que hasta este 31 de marzo ha contagiado en el país a 143 ciudadanos y le ha causado la muerte a tres personas, según datos oficiales. A dos semanas y media de la orden de cuarentena colectiva, El Pitazo realizó un mapeo para conocer el cumplimiento de la medida y verificó que la mayoría de los caraqueños están en aislamiento.


No obstante, el municipio Libertador es donde hay más zonas en las que no se cumple la orden de cuarentena colectiva o que se obedece a medias. Vecinos residentes de Ruiz Pineda, Las Adjuntas, Macarao, Antímano, Carapita indican que los ciudadanos no han tomado conciencia de la importancia del aislamiento para bajar la línea de los contagios. Refieren que muchos se agrupan en mercados sin cumplir con el distanciamiento de un metro. Hay otros que se reúnen en plazas y esquinas, protegidos por tapabocas. Moradores piden más colaboración por parte de sus vecinos, porque a pesar de que funcionarios han ordenado el cierre de locales y realizan recorridos nocturnos, hay personas que no comprenden la situación.

El municipio Libertador es donde hay más zonas en las que no se cumple la orden de cuarentena colectiva o que se obedece a medias.

En Antímano, por ejemplo, el pasado domingo 29 de marzo cuando la vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, anunció el fallecimiento de un hombre de 60 años residente de esa parroquia, vecinos indicaron que el lunes 30 de marzo se observó menos circulación de personas en las calles, y que funcionarios militarizaron la mayoría de las calles.

En zonas como la UD-5 y UD-6 de Caricuao, Montalbán I y II, El Paraíso, La Vega reportan acatamiento total de la cuarentena. Los habitantes consultados para este reportaje explican que después de las 2:00 pm ordenan el cierre de los comercios de alimentos y se ven pocos vehículos en las calles. En San Martín, los vecinos cuentan que se incrementó tanto el aislamiento por parte de los ciudadanos como de presencia policial luego de reportarse casos sospechosos de contagiados por el nuevo coronavirus, que luego de pruebas se identificaron como negativos.