En Maracaibo no atienden pacientes con Covid-19 por miedo al contagio

El personal médico del Hospital Universitario de Maracaibo, centro centinela habilitado por el régimen en Zulia, se niega a atender a los pacientes con covid-19. Sienten miedo a contagiarse porque no cuentan con los equipos que se necesitan de bioseguridad. «El personal no va a trabajar por miedo. Los pacientes permanecen solos y no se les está haciendo tratamiento. Los pocos trabajadores que están asistiendo lo hacen a todo riesgo», dijo a Tal Cual una fuente interna del centro asistencial que prefirió el anonimato.


Los trabajadores exigen a las autoridades el suministro de batas, tapabocas, guantes y otros insumos apropiados. El informante agregó que los equipos que les llegan no son los especiales para atender a los pacientes con coronavirus.

Los posibles casos de coronavirus son inicialmente atendidos en la Unidad de Dermatología, Reumatología e Inmunología del hospital, ubicada al lado de la emergencia de adultos. Un trabajador aseguró que llegó a recibir sin bata a una persona que arrojó positivo.

«Los pacientes se nos mueren ahogados. No hay para entubarlos. Hay compañeros que se van cuando la gente se está muriendo. No soportan trabajar en esas condiciones. Es impotencia, es un dolor que uno siente, no es fácil ver que dediqué toda mi vida a salvar vidas y que no puedo hacer nada», expresó otro informante.

Manipulan actas de defunciones

En el estado Zulia han muerto pacientes con síntomas de covid-19, pero en sus actas de defunción solo describen neumonía o enfermedades respiratorias, aseguraron dos trabajadores del sector salud a la agencia de noticias Reuters.

El personal médico del hospital dijo que a principios de junio 20 personas con covid-19 exigieron salir del aislamiento. Se quejaban de la falta de alimentos y agua corriente.

Cuando se negaron a permitir que abandonaran el centro asistencial, los pacientes amenazaron con toser o tocar a cualquiera que intentara detenerlos. Sin tener equipos de protección para prevenir infecciones, el personal del hospital no tuvo más remedio que dejarlos salir.