«Tenemos corona hambre»: El drama de los indígenas venezolanos en La Guajira

Una protesta de indígenas de La Guajira que se desarrolló este domingo y que terminó con una docente herida, pone al descubierto el drama de una comunidad que vive entre privaciones, abusos de autoridad y represión de los cuerpos de seguridad del Estado.


Habitantes de Guarero viven día tras día los embates de la crisis humanitaria compleja en la que está sumergida Venezuela desde hace varios años.

Todo se ha complicado durante los últimos días por la cuarentena nacional decretada por Nicolás Maduro para «frenar el contagio de la Covid-19». En esta población, ubicada cerca del peaje de Paraguachón, los indígenas han tenido que sobrevivir hasta 20 horas sin luz, sin gas y sin agua, según el coordinador de Pueblos Indígenas del Foro Penal Venezolano, Olnar Ortiz.

«Un grupo de indígenas de 15 comunidades se agruparon para protestar por los servicios públicos el domingo. Desde los apagones del año 2019, en este municipio se han presentado cortes eléctricos por más de 177 horas y, en lo que va de cuarentena, la comunidad ha estado por más de 20 horas sin servicio eléctrico», expresó en una conversación telefónica con El Cooperante.

Indicó que en la zona no hay servicio de agua por tuberías, por lo que sus habitantes deben comprar un tanque de agua de 1 000 litros en 6 000 pesos colombianos: 2 dólares al tipo de cambio no oficial.