Trabajadores del sector salud venden enseres en sus casa para sobrevivir

Trabajadores del sector salud en el estado Anzoátegui denuncian que han tenido que comenzar a vender los enseres de sus hogares para poder comprar alimentos, porque los salarios que perciben no les garantizan la alimentación mensual.


El delegado de prevención del Hospital Luis Razetti de Barcelona, Edison Hernández, informó al equipo de El Pitazo que más de dos mil trabajadores cobran actualmente 800.000 bolívares cada 30 días.

“Nos están matando de hambre, no es posible que el gobierno central pretenda que nosotros nos alimentemos y alimentemos a nuestras familias con cuatro dólares al mes, cuando la canasta básica supera los 200 dólares. Esto es una muerte silenciosa del sector que está dando la batalla para garantizar la vida de los pacientes que, a diario, llegan a los centros asistenciales del estado”, indicó.

El también representante del movimiento para la salud de esa entidad explicó que han elevado la denuncia a todas las instancias necesarias para exigir sus derechos, pero hasta ahora han sido ignorados, lo que califican como un atropello para las enfermeras, camilleros, obreros y personal administrativo del principal centro asistencial de la entidad.

“Vamos a tener que radicalizar nuestras acciones de protesta, porque nos obligan a trabajar en alto riesgo, pero no nos garantizan nuestros beneficios laborales. Cuando no tengamos más nada que vender nos dejarán morir de hambre y los únicos perjudicados de todo esto somos nosotros”, acotó Hernández.