En el día sin IVA los hombres se dieron cuenta de la importancia de tener lavadora

La vicepresidenta continúa en una mala racha, no solo por la información compartida respecto a su hermano sino también por sus desatinadas declaraciones, en las que deja bastante que desear como líder femenina.


El entorno de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez está lejos de esquivar las críticas, pues mientras apenas la opinión pública está digiriendo el escándalo que compromete a su hermano con actividades de narcotráfico, sus propias declaraciones siguen generando indignación, especialmente en el sector femenino donde una reciente frase a caída bastante mal debido a lo que muchas personas han considerado como un pensamiento machista y retrógrado.

Se trata de un balance que la funcionaria hizo respecto al polémico día sin IVA y las compras que más se destacaron, como lo fue la venta de electrodomésticos en todo el país y de lo cual la vicepresidenta tomó como punto de partida para hablar sobre la “colaboración” del hombre dentro de los hogares colombianos y sus tareas en los quehaceres diarios.

Ramírez comentó que durante la jornada sin IVA, los artículos más comprados por los colombianos fueron electrodomésticos por gran diferencia, hecho que resaltó por representar una mejora en la calidad de vida de las familias. Sin embargo, luego de mencionar eso habló sobre electrodomésticos como lavadoras, neveras y demás productos de la cocina y el aseo, esperando a que esos productos se hayan comprado por los hombres para ayudar a las mujeres en esas actividades.

“Ese día fue muy positivo. Mucha gente compró electrodomésticos, equipos electrónicos , computadores. Yo espero que en esos electrodomésticos haya habido muchísimas lavadoras, por supuesto aspiradoras, porque como ahora los señores ayudaron a sus esposas durante el aislamiento a arreglar la casa, se dieron cuenta lo importante de tener aspiradoras, lavadoras, para facilitar esas tareas”, comentó la vicepresidenta.

Como era de esperarse, las críticas en redes sociales no se hicieron esperar y los comentarios de machista y retrograda fueron los más repetidos por los internautas, quienes incluso preguntaron en qué siglo vive la vicepresidenta, más aún siendo ella supuestamente una figura femenina de tanto calibre.