Conozca las graves consecuencias que enfrentaría el círculo de Maduro con el informe de la ONU

Con la investigación de 223 casos y en un informe de 443 páginas, la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos de las Naciones Unidas sobre Venezuela, concluyó que a partir de 2014 en el país, se han cometido crímenes de lesa humanidad. La investigación -a cargo de Martha Valiñas, Paul Seils y Francisco Cox- señala que Nicolás Maduro y los ministros de Relaciones Interiores y de Defensa tenían conocimiento de los hechos.


¿Qué cosas cambian con este informe? ¿Puede alimentar la investigación sobre Venezuela en la Corte Penal Internacional? Alí Daniels, abogado, profesor universitario y director de la organización Acceso a la Justicia, lo explica. “El informe en sí mismo es un acto de justicia”, sostiene. “Una cosa es que las víctimas vean que se denuncien las violaciones a sus derechos humanos, y otra cosa es que finalmente vean a los responsables de esas violaciones. El ponerle nombre y apellido a ese terrible acto que generó tanto dolor es, en sí mismo, una forma de justicia”.

1- Se señalan responsables. Es un informe histórico, único en su género, y esta es la primera vez que se delimitan responsabilidades personales. Los informes anteriores de la alta comisionada, de la CIDH, como determinan la responsabilidad del Estado, “no tenían la obligación de señalar responsables”. En este caso sí. “Ya se habló de Nicolás Maduro, de Diosdado Cabello, de Néstor Reverol y otros funcionarios de alta graduación”.

El informe “trata de determinar los que son responsables de la ejecución de las violaciones, más que los autores materiales”. Se entiende “que al ser actuaciones hechas como política de Estado, hechas sistemáticamente, obedecen a una orden, no obedecen a un funcionario que se volvió loco y torturó”.

La Corte no juzga al policía que mató y torturó, “lo importante para la Corte son los líderes: los que generan estas políticas que hacen que se cometan estas violaciones de derechos humanos”.